ADIÓS A LA VECINA MARÍA ELENA MÁRQUEZ

El viernes 24 de julio despedimos a una entrañable vecina de Piñeiro, María Elena Márquez. Nacida en La Boca se radicó en la calle Aldecoa en el año 1980. Dedicó su vida profesional al Automóvil Club de Avellaneda, entidad en la que tuvo militancia sindical y se destacó en actividades de extensión radial.
Escritora oculta, la despedimos con algunos de sus poemas inéditos…
Hasta pronto!

“Desde” Desde la soledad te invito a que nos acompañemos en algunos momentos de nuestras vidas. Desde el desamparo quiero compartir mutuos y fugaces consuelos. Desde la insatisfacción de no poder, calmar nuestras necesidades. Desde la intemperie, gozar de la tibieza de nuestros leves encuentros. Desde la aceptación de nuestro mundos privados, sentir las voces y los ensambles. Desde nuestras diferencias, tocarnos y separarnos. Y entonces descubrir que uno pena y goza por su propia cuenta y riesgo. Y comprender definitivamente que nadie puede hacerse cargo de ello. ¡Y si disfrutar de esto parece poco, aún falta vivir mucho!

“Ser” Ser: En las orillas de la inocencia… en las arenas de la inconsciencia, En los albores de la adultez. Ser: Como una alondra que azota el viento y de las nubes es afluente, hacia las playas de pleno sol. Allí se oscurecen abriendo espacio, desde donde te llega como “milagro”, el plenilunio de “no” saber. Cuando florecen tus emociones. ¿dónde navegan tus ilusiones? ¿dónde anida tu nuevo ser?

“Si” Si logras conservar intacta tu firmeza, cuando todos vacilan y tachan tu entereza, Si a pesar de estas dudas, mantienes tus creencias, sin que te debiliten extrañas sugerencias, y puedes esperar inmune a la fatiga y fiel a la verdad, reacio a la mentira, Si el odio de los otros te deja indiferente, sin creerte por ello muy sabio ni muy inteligente, Si sueñas sin por ello rendirte ante el ensueño, Si piensas más de tus pensamientos, sigues dueño. Si aún tras la victoria conquistada, te atrae arriesgarte una audaz jugada, y aun perdiendo, sin quejas, nuevos bríos reinicias… Si puedes tu expresarte y extraer energías, cansada y vacilante, de heroica voluntad, adelante! Si hasta el pueblo te acercas, sin perder tu virtud, y con reyes alternas sin cambiar de actitud. Si no logran turbarte ni amigos ni enemigos, pero en justa medida pueden contar contigo. Si alcanzas a llenar el minuto sereno con sesenta segundos de un esfuerzo supremo, loque existe en el mundo, en tus manos tendrás, y además, hijo mío, un hombre tú serás!

Acerca de Hernán Bravo

Director y fundador del periódico La Voz de Piñeiro desde 2003. Técnico superior en Periodismo egresado de TEA en 1998.

Ver todas las entradas de Hernán Bravo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.