CASA MANUEL: UN HISTÓRICO DEL BARRIO

Fundada en 1938 por Manuel Lewkowicz, Casa Manuel continúa atendiendo a muchos vecinos de Piñeiro. Este comercio es unos de los más antiguos de la localidad. Nota realizada en 2007.



Desde Europa llegó Manuel Lewkowicz cuando la denominada década infame iniciaba un largo período de corrupción y fraude político y una fuerte crisis económica. Era 1930 y Manuel comenzó a trabajar como tejedor en la fábrica de medias Himalaya. Ocho años más tarde con sus ahorros bajó del tren en la Estación Avellaneda y alquiló un local en la entonces calle Domínguez 815. Allí fundó Casa Manuel, una tienda dedicada al comercio de ropa que atendía su flamante esposa a la vez que realizaba arreglos de ropa y él mantenía su trabajo. Miles de trabajadores compraban y comían en los comercios barriales que poblaban el centro comercial de Piñeiro.
Ya en 1950, Manuel pudo adquirir la propiedad de Domínguez 863 y allí instaló su tienda que permanece aún abierta, a cargo de su hijo Alberto, quien empezó a ayudar a su padre desde muy chico y se hizo cargo de la tienda cuando terminó el servicio Militar. «Era una época en la que había mucho movimiento, incluso en vísperas de navidad teníamos que cerrar las puertas del local», cuenta Alberto.
«Recuerdo que siempre la idea era ver como agrandar el local, ahora es pensar como hacés para mantener abierto», dice. Las causas son las que afectaron a la gran mayoría de los comercios de la zona como el cierre de las grandes fábricas durante la década del ochenta y luego durante los noventa la apertura del shopping y de los hipermercados que cambiaron los hábitos de consumo. De todos modos muchos vecinos continúan comprando en la tienda.
Las fábricas y talleres de la zona aportaban una gran cantidad de clientes a los comercios. La ropa de trabajo de la que no hay ni un exponente en la actualidad dentro del local era uno de los rubros de más salida en años anteriores. «Muchas fábricas nos hacían los pedidos y algunos trabajadores también compraban aquí», sostiene. Hoy son los clientes de años los que permiten seguir trabajando a esta tienda que ya es un emblema de este barrio que sufrió tantas transformaciones a lo largo de los años. 

Acerca de Hernán Bravo

Director y fundador del periódico La Voz de Piñeiro desde 2003. Técnico superior en Periodismo egresado de TEA en 1998.

Ver todas las entradas de Hernán Bravo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.